¿Eliminar la sal para mejorar la salud?

¿Eliminar la sal para mejorar la salud?
5 (100%) 2 votos

sal
Una de las primeras recomendaciones médicas para las personas con presión arterial elevada es reducir el consumo de sal en su dieta. Durante muchos años, los científicos han tratado de demostrar la causa de la llamada hipertensión inducida por sal. Es cierto que en mayor o menor medida la sal aumenta la retención de líquidos y la presión arterial, pero , ¿Realmente debemos eliminar la sal para controlarlo?

La hipertensión es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, primera y tercera causa de muerte en Estados Unidos respectivamente, de acuerdo con cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades(CDC, por sus siglas en inglés)..

Durante toda nuestra existencia el potasio ha sido un mineral muy abundante en las comida, por ejemplo en la fruta, por lo que el cerebro no nos recompensa por su consumo. En cambio, el sodio era escaso lo que nos hizo tener una sensibilidad mayor a su consumo. Nuestro cerebro nos motiva a buscar alimentos ricos en sodio.

Nuestro cuerpo es también capaz de optimizar su uso, por ejemplo reduciendo el sudor o la pérdida de sodio en la orina. Tu cuerpo necesita sodio, limitarlo pensando que es bueno para el corazón es una mala idea.

La recomendación máxima de consumo de sal está en 5 gramos (una cucharadita) al día, proponiendo una reducción mayor para aquellos con hipertensión.

Se ha demostrado que aumentar la ingesta de potasio puede reducir la tensión arterial en mayor proporción que limitando el sodio (estudio). Esto es una buena noticia, en vez de quitarnos la sal comer más deliciosa fruta, pero estas recomendaciones es muy raro que las veamos.  También se ha demostrado que abusar del azúcar puede producir en mayor medida un aumento de la tensión arterial que la propia sal.

Es cierto que limitar el sodio reduce ligeramente la tensión (no siempre), aunque también puede perjudicar otros indicadores, como los triglicéridos (estudio) o la resistencia a la insulina (estudio).

Los españoles consumen una media de 9.8 gr de sal al día, casi el doble de la recomendación actual. Quizás esto es menos preocupante que el ratio potasio/sodio y de dónde proviene esa sal, más que la cantidad total. Todas las sales son iguales si miramos únicamente el sodio, pero a la sal lo puede acompañar otros minerales beneficiosos como en el caso de la sal marina (estudio), en la sal refinada se eliminan dichos minerales y se añaden artificialmente otros ingredientes, como por ejemplo el yodo con la intención de prevenir patologías y otros con fines más comerciales, como por ejemplo aditivos para evitar que se apelmace.

La conclusión es que debemos preocuparnos más de la calidad de la sal que de la cantidad, reducir la ingesta de azúcares refinados y tener un estilo de vida activo. Esto mejorará mucho más tu tensión arterial y salud en general que eliminar el salero de tu mesa.

 

Bibliografía:

Fitnessrevolucionario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *