Las mujeres se ponen “grandes” si hacen pesas

Las mujeres se ponen “grandes” si hacen pesas
5 (100%) 1 voto

6095617_origUna frase muy escuchada cuando una chica empieza a hacer deporte es “yo no quiero hacer pesas porque me pongo muy musculosa”. Esto es algo totalmente falso. Si vemos la foto, tener el cuerpo de la mujer de la izquierda es imposible sin el uso de anabolizantes, en cambio el cuerpo de la chica de la derecha sí es posible con la correcta planificación de entrenamiento, descanso y nutrición.

Durante años las campañas publicitarias se han encargado de que este mito se haya incrementado. Si observamos una publicidad relacionada a cualquier deporte de fuerza siempre veremos un hombre (generalmente musculoso), en cambio veremos a las mujeres realizando ejercicios poco relacionados con las pesas como son pilates, yoga, etc. Esto nos hace interpretar que los deportes de fuerza y musculación son sólo para hombres.

Últimamente se han puesto de moda gimnasios exclusivamente femeninos, donde nos encontraremos en muchos de ellos escaso material de pesas y donde se enfocan hacia actividades aeróbicas.

En cuanto a un entrenamiento de pesas se refiere, una mujer debe entrenar igual que un hombre, la gran diferencia se encuentra en las hormonas. Una mujer tiene diez veces menos testosterona (hormona esteroidea andrógena) que un hombre la cual es una hormona relacionada directamente con el crecimiento muscular. Además tienen una mayor cantidad de estrógeno, hormona femenina que interrumpe el crecimiento muscular y aumenta la acumulación de grasa corporal fundamentalmente en caderas y muslos.

Diferencias de testosterona en sangre entre hombres y mujeres:

 

  • Hombres: 300 – 1000 ng/dl (nanogramos por decilitro de sangre)
  • Mujeres: 15 – 70 ng/dl (nanogramos por decilitro de sangre)

Muchas mujeres quieren tener un cuerpo “tonificado” pero evitan el uso de pesas y el aumento de masas muscular, sin saber que lejos de parecer más masculinas, si aumentaran dicha masa muscular conseguirían ese cuerpo deseado.

A mayor masa muscular más rápido será también nuestro metabolismo, de modo que nuestro cuerpo solicitará más energía y facilitaremos la pérdida de masa grasa.

Si hablamos de fuerza y no de tamaño, un dato curioso es que la proporción de fuerza en relación a la masa muscular en el tronco inferior las mujeres están ligeramente por encima de los hombres.

Ganar músculos es un proceso lento y costoso, se necesita mucho esfuerzo y dedicación, incluso para un hombre con mayores cantidades de testosteronas no es algo sencillo, a una mujer costará algo más. No tengáis miedo a poneros muy musculosas porque no pasará, entrenad con pesos y vuestro cuerpo os lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *